Cuando pensamos en Inteligencia Artificial (IA), imaginamos que nos hablan de un futuro lejano, pero la realidad es, que ese “futuro” del que tanto creemos que tardará en llegar, ya lo tenemos en la actualidad.

Empezaremos dando una descripción de los que es la inteligencia artificial, y no es más que una tecnología que ha tenido un gran impacto en diversos campos, y la atención médica no es una excepción. La inteligencia artificial se puede utilizar en un consultorio médico para mejorar la atención al paciente, ahorrar tiempo y reducir costos. Y trataré de enfocarlo lo más entendible posible.

Las formas en que la IA puede ser utilizada en un consultorio médico y los beneficios que puede ofrecer son múltiples, ya que una de las cosas que permite, es obtener diagnósticos de enfermedades con el uso de algoritmos de aprendizaje automático para analizar imágenes diagnósticas. Una ventaja para los especialistas en radiología.

Imagínense poder analizar rayos X, resonancias magnéticas y más, además de poder encontrar patrones de otras enfermedades a tiempo, sin duda permitiría el prolongamiento de muchas vidas, con una intervención médica temprana y con menos sufrimiento tanto para el paciente como para sus familiares.

Ahora bien, seguramente muchos de ustedes se preguntan ¿Cómo puede la inteligencia artificial ayudar en todo a los médicos y darle mejor diagnóstico a los pacientes?, ¿es acaso la suplantación de tantos años de preparación de un especialista en la salud? O más bien ¿es la mejor herramienta que puede existir en estos momentos para lograr salvar vidas de todas las edades y darle al especialista algo de respiro para seguir su formación académica?

La inteligencia artificial, como les mencionaba tiene muchos beneficios o ventajas que el médico puede usar a su favor.

Entre ellas está la de proporcionar asistencia virtual a los pacientes. Los chatbots se pueden programar para responder preguntas comunes de los pacientes y proporcionar información básica sobre enfermedades y tratamientos, también se pueden emplear para recordar a los pacientes sobre sus citas médicas y recetas.

Estas gestiones pueden ayudar a reducir el número de citas perdidas y mejorar la adherencia al tratamiento. Ya ustedes pueden darse cuenta si es o no una herramienta útil. Muchos pacientes solicitan consultas fuera del horario habitual por lo general, la IA sería de gran utilidad para brindar soporte las 24 horas mediante los chatbots y de este modo clasificar la información solicitada por el paciente y lograr obtener una ayuda extra para promover cualquier cambio de salud que puede necesitar atención adicional.

Con tantos pacientes que acuden a diario a las diferentes clínicas u hospitales, el uso de la IA, daría una ventaja amplia al médico a la hora de tomar decisiones en cuanto a qué tipo de tratamiento formular en algún caso. Ejemplo de esto, sería en el caso de pacientes con enfermedades crónicas. La IA puede ser utilizada para estudiar los datos de los pacientes con este tipo de enfermedades y así poder ayudar a identificar las intervenciones que fueron más efectivas en el pasado.

Otro de los beneficios de la IA en los consultorios médicos, es la de reducir el tiempo que los pacientes pasan esperando en la sala de espera y, por lo tanto, reducir los costos en el consultorio médico, pues al gestionar la movilización de los pacientes en sus citas médicas, le permitiría al especialista ahorrar tiempo y reducir costos administrativos.

La inteligencia artificial, del mismo modo, reduciría el costo de los tratamientos al identificar las intervenciones más efectivas y así disminuir el riesgo de errores médicos.

Por último, la utilización de la inteligencia artificial en un consultorio médico, puede ayudar a reducir la carga de trabajo de los médicos, permitiendo centrarse en la atención al paciente en lugar de en tareas administrativas y de este modo, mejorar la satisfacción del paciente, obteniendo una atención más eficiente y personalizada, mejorando a tal punto su experiencia en cualquier consultorio médico.

Ahora bien, existe una barrera entre la IA y la medicina, y no es más que la cultura médica. El ser humano por naturaleza cree que o asegura que no puede ser reemplazado por “una máquina”, aquí no hablamos de máquinas señores. Aquí tratamos de mostrar como los avaneces tecnológicos pueden ayudar a disminuir (en el caso de la medicina), costos administrativos, horas y horas de trabajo constante para el médico y frustraciones para el paciente. La IA, no llegó para sustituir a nadie, pero aquellos profesionales de la medicina que la usen obviamente tendrán una ventaja mayor que el que no.

El potencial de la IA en la salud

Todos sabemos lo tedioso que son las tareas administrativas, datos específicos, facturar, programar, etc. Siempre vemos como en cualquier centro de salud como pasan horas y horas frente a un computador transcribiendo todos los datos y cientos de papeles sobre el escritorio. Una tarea muy compleja porque debes tener cuidado de no cometer algún error.

Sin embargo, la IA puede hacer todo esto más sencillo e incluso más rápido y mejor aún, darte a conocer quizás datos adicionales del paciente que no se revelan tan oportunamente, todo esto, simplemente con datos y de este modo la mayor atención estaría centrada absolutamente en el paciente.

A medida que la IA vaya desarrollándose e incursionando más y más en el cuidado de la salud, serán más eficientes y efectivos los resultados. La inteligencia artificial llegó para revolucionar la forma en que se brinda atención médica, así como también reducir costos y mejorar los resultados de los pacientes. Será la herramienta más importante dentro de la industria de la salud.

¿Qué desafíos enfrenta la implementación de la inteligencia artificial?

Uno de los mayores desafíos que aborda el uso de la IA en la salud, es el de la ética, pues los algoritmos de la IA son tan buenos como los datos con los que se entrenan, pero, al estar estos sesgados, los algoritmos de la IA también podrán estar, permitiendo que se lleguen a tomar decisiones que no sean de mucho interés para el paciente.

Otro de los retos a los que se enfrenta la IA dentro del sector salud es el de su implementación en los sistemas ya existentes, ya que sería un desafío absoluto para los proveedores de atención médica dudarían por los altos costos y la complejidad que se les presentaría al momento de plantar este sistema.

Lo cierto es, que sin importar cuántos desafíos pueda presentar la IA, los proveedores de salud tendrían en sus manos una herramienta poderosa para hacer la atención del paciente una atención de primera, con diagnósticos más precisos y resultados más certeros.

Realmente podemos ver que no podemos pensar en un “futuro lejano”, cuando ese futuro lo tenemos presente con la IA, ella existe desde 1976 y se da a conocer por primera vez dentro del sector salud cuando con el denominado Mycin, un sistema experto el cual estaba orientado a la detección de enfermedades infecciosas de la sangre, que razonaba y hablaba de forma natural, tanto que recetaba al paciente de manera personalizada.

No tengamos miedo de incluir la IA en los procesos médicos, tenemos que verla como la herramienta que sencillamente transformará el sistema de salud desde una gestión de registro hasta poder dar diagnósticos y tratamientos a cualquier paciente.

Es necesario que a medida que la IA avanza, los médicos, investigadores y desarrolladores de tecnología hagan lo mismo y de ese modo, trabajen juntos para garantizar que la inteligencia artificial se utilice de manera ética y responsable en la medicina y así conseguir los mejores resultados para los pacientes.

Me despido como siempre agradeciendo su interés en mi contenido de marketing médico, les dejo los contactos para que puedan comunicarse conmigo para más información, asesorías de marketing médico digital y desarrollo de marcas del sector salud.

Yesenia Barrios
socialmedia@peoplemarketing.do
8093197784

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X