ActualidadEducación MedicaUniversidades

Dr. William Duke emite recomendaciones para frenar brote de dengue

Dr. William Duke emite recomendaciones para frenar brote de dengue
342views

Santo Domingo.- El doctor William Duke, epidemiólogo y decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), emitió una serie de consideraciones y recomendaciones con respecto al brote de dengue que afecta a la República Dominicana desde hace varias semanas.

Hasta el momento, el Ministerio de Salud Pública (MSP) ha confirmado más de 12,000 casos, con 11 defunciones derivadas de la enfermedad. En 2019 se registró el brote más agudo del último lustro, con más de 50,000 infectados y alrededor de 50 fallecimientos.

De acuerdo con Duke, son varias las razones sobre el dengue y su aumento desde el año 2019 en el mundo y en la RD, considerando que se trata de una enfermedad multifactorial y endémica en la cual los cambios climáticos (temperaturas, lluvias y aumento de población del mosquito entre otros) favorecen la propagación del mosquito transmisor del virus, el aedes aegypti.

Asimismo, el epidemiólogo señala el aumento de casos en zonas donde no existían brotes y en zonas tradicionales, esto debido al comercio y migraciones de personas, aglomeración de personas de forma masiva y falta de acciones precisas en salud. En promedio, se estima que el 50 % de la población tiene riesgo de contraer dengue alguna vez en su vida.

En ese sentido, Duke considera necesario:

  1. Tener mejor vigilancia epidemiológica y calidad en la notificaciones en los sistemas de salud.
  2. Vigilar con buenos recursos diagnósticos y de laboratorios los tipos de virus del dengue DEN1, DEN2, DEN3 y DEN4 y saber el nivel de inmunización natural de la población para una atención a tiempo y con calidad los que se compliquen, ya que el dengue hemorrágico sin tratamiento causa la muerte hasta en el 50 % de los casos.
  3. Disponer de un equipo de salud para el seguimiento y el aumento de los casos y habilitar las unidades febriles con los recursos humanos salud suficiente para el seguimiento de pacientes febriles, y aquellos que son de zonas en dónde existen Unidades de Atención Primaria que se refieran y notifiquen a los coordinadores de zonas el reporte y acciones precisas y el monitoreo permanente.
  4. Identificar a tiempo los brotes y saber que no es una enfermedad que se ilimina o se erradica sino se controla por lo que el seguimiento a su comportamiento estacionario es clave.

Finalmente, Duke exhorta a tener buenos planes de salud y darle valor a la promoción y prevención de eventos con un sistema de salud robusto concentrado en la comunidad y en la Atención Primaria en Salud (APS) y acceso universal.

Leave a Response

Andrés Quiroz
Comunicador social.
X